Cómo se organiza el día un estudiante de ingeniería informática

La vida de cualquier estudiante es bastante complicada. Exámenes, tareas, trabajos, lecturas, exposiciones, prácticas, … Puede llegar a hacerse un mundo para cualquier persona si no se cuenta con la organización pertinente. Tras dos años en la carrera, creo ya tengo mi plan diario perfecto para organizar todos estas tareas y que todavía me quede tiempo libre para mí y mis asuntos más personales. ¿Quieres saber cómo lo hago?

07:30 ¡Buenos días! Toca despertarse

Uno de los mayores problemas que he tenido desde bien pequeño ha sido el mal despertar que tengo. Y no porque me levante enfadado o con ganas de matar alguien (que a veces también), si no porque me suelo despertar con un dolor de cabeza impresionante. Tras mucho investigar, descubrí que podría ser porque me despierto en uno de mis ciclos de suelo, lo que hace no solo tenga un dolor de cabeza de mil demonios, si no que esté cansado durante gran parte del día.

He intentado ajustar mi hora de acostarme y de dormir de muchas maneras para intentar no romper estos ciclos, pero parece que siempre me costará despertarme temprano.

Nada más despertarme, me gusta ponerme algún podcast o algo de música para empezar a despertar a mi cerebro y que este se ponga a pensar. Suelo escuchar podcast sobre marketing digital y empresa o música animada que me ayude a animarme de una vez por todas. Ante todo, evito ver videos de YouTube o ver historias de Instagram, ya que la luz de la pantalla de buena mañana hace que me duela aun más la cabeza, y ya tengo bastante con lo que tengo 🙂.

08:00 Desayuno y para la universidad

Antes no desayunaba prácticamente nada. Solía beberme un vaso de leche con cereales y con eso me iba para clase. Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, así que un día decidí cambiar el hábito de desayunar un simple vaso de leche y comencé con las tostadas y el café. Bastante más apetecible y por lo menos consigo llegar hasta media mañana casi sin ningún problema.

De camino a la universidad suelo escuchar música, la más motivadora posible y la que más me anime a aguantar el día. Normalmente suele escuchar pop o incluso reggaeton, aunque mis gustos de música son muy variados. Por si os lo preguntáis, utilizo Spotify frente a otras plataformas como Apple Music porque creo que es mucho mejor a la hora de recomendarte nueva música y crearte playlist personalizadas con la música que te gusta escuchar.

09:00 Comienzan las clases y las prácticas

En mi facultad, tanto las clases teóricas como prácticas se dan por la mañana, lo cual te deja toda la tarde libre para hacer otras cosas. Normalmente suelo tener unas 3 horas de teoría todos los días que compagino con un par de horas de práctica.

En las clases de teoría he intentado de todo para poder prestar atención y no distraerme con cualquier cosa (como mi teléfono móvil), pero creo que he dado con la fórmula correcta. Me he dado cuenta que aunque no esté usando mi móvil, voy a estar hablando con el compañero o viendo el móvil de otra persona, lo que va a ocasionar que me siga sin enterar de la clase que estoy dando. Un día me pregunté qué pasaba si usaba el móvil que tanto me distraía para tomar notas y estar pendiente de la clase, y eso comencé a hacer.

Nada más comenzar una clase pongo mi teléfono en modo avión, no sin antes haber descargado los recursos o PDFs que iba a utilizar durante la clase y los habría con un editor. Con una libreta al lado, iba consultando el material a la misma vez que el profesor explicaba, apuntando cosas en una libreta o subrayando sobre el propio PDF en el móvil. He de decir que hay clases en las que directamente ni si quiere puedo hacer esto de lo aburridas que me parecen, pero es casi imposible que nos gusten todas las asignaturas que cursaremos durante nuestra etapa universitaria.

14:00 Hora de comer y de organizarse la tarde

Cuando termino las clases voy directamente a comer. La mayor parte de los días como en mi casa, aunque también lo suelo hacer en la universidad si tengo que quedarme a hacer trabajos en grupos por las tarde. En este momento me gusta desconectar totalmente de todo lo relacionado con la universidad, hablando con amigos, consultando redes sociales, etc.

Después de comer, suelo organizarme un poco lo que voy a hacer a lo largo de la tarde, viendo las tareas que tenía planeadas desde el día de ayer y las nuevas que me han ido surgiendo a lo largo del día (porque siempre surgen tareas que no tenías pensadas de antes). Como diré mas adelante, utilizo la aplicación de recordatorios del iPhone ya que me parece bastante completa y me sincroniza todas mis tareas con la aplicación de mi MacBook Pro.

16:00 Tareas de tarde

Las primeras horas de la tarde son sin duda alguna las peores de todas, porque son cuando aun estás haciendo la digestión de la comida. En ocasiones suele caer algún café solo si voy a necesitar mucha concentración y estar muy concentrado, pero no es lo habitual, porque si no loa cafés después de comer suelen afectarme ya a mis horas de suelo, que ya sabéis que son complicadas.

En estas horas suelo silenciar el teléfono o ponerlo en modo avión, según la intensidad y la necesidad de estar desconectado del mundo que necesite, porque si no, se me van muchas hora con el teléfono. En el ordenador, también suelo activar algún bloqueador de sitios web que me impida acceder a sitios como YouTube, Twitter o Instagram mientras estoy trabajando. Quiero atención plena sobre lo que hago.

19:30 Momento de dedicarme algo de tiempo

A partir de ahora sólo queda tiempo para mí, para descansar, dedicarme a algunos hobbies, ver algún capítulo de alguna serie, escribir artículos para alguna de mis webs, etc. También suelo aprovechar este momento del día para hacer algo de deporte, aunque no lo suelo hacer todos los días. Entre mis deportes favoritos podría destacar correr, creo que es el mejor para despejarte en un día duro y pesado. Solo tú y la música.

Por último, ceno.

22:00 Preparando el día siguiente y hora de acostarse

Ya llega el momento de terminar el día viendo si me ha quedado alguna tarea por cumplir y de ser así, aplazándola para mañana. También anoto en la aplicación de recordatorios del iPhone todo lo que tengo pensado hacer mañana para que así no se me olvide. Creo que empezar el día teniendo organizadas las cosas que tienes que hacer es una de las cosas que más aumenta tu productividad, ya que por las noches es cuando estoy más creativo y es cuando más cosas se me ocurren para hacer. Si tuviera que hacer esta misma tarea al día siguiente por la mañana, no terminaría haciendo ni la mitad de cosas.

Para terminar, me acuesto. No suelo hacerlo muy tarde para no estar muy cansado el día siguiente y para no despertarme en medio de un ciclo. Creo que me estoy obsesionando con esto de los ciclos, pero es que de veras que me cuesta mucho despertarme al día siguiente, así que todo lo que haga para amenizarlo es bienvenido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *