El flujo en Kanban. ¿Con qué tarea continuar?

Juan Otálora
Juan Otálora
Scrum Master y estudiante de Ingeniería Informática en la UM
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Como ya hemos dicho muchas veces, Kanban se basa en el flujo de tareas desde la izquierda hacia la derecha del tablero. El propio flujo y cómo se comporte refleja problemas ocultos en la organización del proyecto o de Kanban, como una mala limitación del WIP.

Para poder entender un poco mejor como funciona el sistema de Kanban, tenemos que pensarlo como un sistema pull de tareas. Es decir, no debemos mover la tarea a la siguiente columna hasta que los usuarios de dicha columna tengan capacidad para poder llevarla a cabo. Por eso es interesante la implementación de colas que permitan a los equipos tener un poco más de desahogo.

¿Con qué tarea continúo en Kanban?

Bien, ya tenemos lista nuestra última tarea escogida y ahora es el turno de mover a nuestra columna otra a la que le dedicaremos nuestras próximas horas. Has varias formas de elegir el siguiente trabajo a realizar, aunque unas son mejores que otras:

Elegir primero las tareas con mayor prioridad, puesto que serán las más importantes y deberemos de terminar cuanto antes. Recordad, que la prioridad se establece en las tarjetas Kanban.

También podemos seguir el algoritmo FIFO, un término muy usado en la informática que significa First In First Out. Es decir, coger la primera tarea que entro en la cola, ya que es la que más tiempo lleva esperando a ser procesada en tu columna.

¿Por dónde NO continuar?

Las siguientes prácticas no son recomendables usarlas muy a menudo, ya que no permitirán el buen flujo en el proyecto. No obstante, siempre se puede realizar una excepción.

Antes hemos hablado de un algoritmo de encolado, y ahora vamos a ver otro: el algoritmo LIFO o Last In First Out. Se trata de coger la última tarea encolada para ser tratada en nuestra columna. Esta práctica no es buena, puesto que estamos dejando de lado tareas que llevan más tiempo esperando.

Otra mala práctica es seleccionar la tarea que más nos guste. Y aquí me quiero detener un poco más, ya que quiero hablar un poco también sobre la psicología en los proyectos Kanban. Si tienes un mal día, si estás estresado por la carga de trabajo, tienes algún problema o simplemente por que te apetece, coge una tarea que te guste y hazla. Parece que soy la presentadora del Tarot, pero a veces no viene nada mejor para la moral que hacer algo que te motive y que te guste. Eso sí, no lo cojas como costumbre, porque casi todos solemos tener las mismas tareas favoritas y esto puede ocasionar enfrentamientos entre miembros del equipo.

Por último, quiero hablar sobre elegir una tarea aleatoria. Por suerte no es una técnica muy utilizada, ya que la mayoría dedicamos un poco de tiempo en analizar las tareas de la cola antes de escoger una.

🔥 Otro artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter Mensual

Recibe en tu correo electrónico de forma mensual los últimos artículos sobre productividad, lean y agilismo.

¡Puedes estar tranquilo! No mando spam