Filosofía Lean Manufacturing

Cómo Toyota creo la filosofía de trabajo más expandida y usada de todo el mundo. Aprende en este artículo cómo máximizar el valor y evitar el desperdicio tanto en tu vida profesional como personal.

La filosofía Lean es un modelo de gestión enfocado en dar importancia al valor y disminuir al máximo los posibles desperdicios que se puedan ocasionar durante la producción del producto o servicio. Su traducción literal al español es Ligero y de aquí partirán todas las herramientas de desarrollo ágil que podemos encontrar en la actualidad.

Orígenes del Lean. La fábrica de Toyota

Para hablar de Lean, tenemos que remontarnos a mucho antes de que esta palabra se acuñase. Vamos a ir al Japón de 1935, donde tras el aniversario de fallecimiento del fundador de Toyota, su hijo acuña los siguientes 5 principios:

  • Contribuir en conjunto, e idependientemente de la posición política, con el desarrollo y bienestar del país a través del cumplimiento de nuestras tareas.
  • Adelantarse a los tiempos mediante creatividad, curiosidad y perfeccionamiento
  • Ser práctico.
  • Crear un ambiente cálido y familiar.
  • Ser respetuoso; mostrar y actuar con gratitud por todas las cosas, grandes y pequeñas.

Después de la segunda guerra mundial, se comienza a eliminar todo aquello que no aportara valor. Además, se comienza a usar el principio Jidoka de detener la producción al encontrar un error. Esto no son más que los primeros pasos hasta llegar al Lean que conocemos ahora y que fue exportado fuera de Japón allá por los años 70.

Una vez llega a Estados Unidos, en los años 90, Wormack & Jones describen por primera vez la filosofía Lean, término acuñando el termino por primera vez. Sus resultados se pueden leer en el libro Lean Thinking, publicado en 1996.

Principios del Lean Manufacturing

Lean tiene una serie de herramientas o principios que nos ayudan a aumentar el valor y disminuir al máximo el posible desperdicio. Los 5 principios principales de Lean son los siguientes:

La importancia de evitar el desperdicio

Ya hemos escuchado comentado al principio de este artículo que Lean intenta evitar al máximo al desperdicio. Pero, ¿esto por qué? Mucho más simple de lo que os pensáis. Lean se centra principalmente en el valor e intenta dejar de lado todo aquello que no lo genera, y ¿qué es lo que menos valor genera? Estáis en lo cierto, el desperdicio. El desperdicio se puede dar de muchas formas distintas, por lo que aquí van alguna de las que considero más importantes:

Sobreproducción

La sobreproducción no es más que producir más de lo que realmente necesitamos. Esta sobreproducción puede desenbocar en dos escenarios posibles. Lo primero que suele pasar es que aumentar considerablemente los costes de mantenimiento, ya que tenemos más productos en stock que no estamos utilizando. Lo segundo y más catastrófico que puede ocurrir es que esta sobreproducción no vuelva a ser necesaria y tengamos que desecharla permanentemente sin obtener ningún ingreso por ella.

La sobreproducción se puede evitar usando herramientas como Just In Time que convierte la cadena de suministros en un sistema pull en el que se produce únicamente teniendo en cuenta la demanda.

Tiempo de espera

El tiempo de espera supone un gran desperdicio en recursos humanos. Veamos un ejemplo bastante práctico:

Supón que eres el gerente de planta de une empresa de producción de automóviles como Toyota. Es importante que toda tu plantilla esté constantamente trabajando sin tiempos muertos que provocan un desperdicio de horas pagadas que no se están rindiendo. Este es uno de los grandes problemas de la tan famosa fabricación en cadena, y es que no es nada sencillo conseguir que la planta de montaje fluya de tal forma que se aproveche de la forma más eficiente las horas de todos los trabajadores.

Otro caso en el que también puede ocurrir este desperdicio es en el tiempo de espera de maquinaria y robots. Creo que todos tenemos muy interiorizados lo automatizadas que se encuentran la mayoría de fábricas en la actualidad. Si otras máquinas u otros trabajadores que se sitúan antes en la línea de montaje no tienen un trabajo eficiente, por una falta de procedimiento en los procesos o una falta de equilibrio en la planta, la máquina puede quedar desocupada por largos periodos de tiempo en los que no estará siendo nada eficiente.

Desperfectos y defectos

Otro tipo de desperdicio sobre el que me gustaría hablaros son los desperfectos. Como ya hemos visto en el principio Jidoka, hay que darle una gran importancia a los errores, porque si algo ha ocurrido una vez, puede ocurrir más.

Está claro que un defecto es un desperdicio de recursos. Tenemos que gastar más tiempo y más materiales en reparar aquello que se supone que debía estar perfectamente. Por eso, como dice Jidoka, hay que detener la planta de producción cuando ocurre un error, solucionarlo lo antes posible y encontrar cual es la raíz del error para evitar que vuelva a ocurrir.

Manifiesto ágil

Se trata del padre nuestro del agilismo que todos deberíamos conocer. Es la base de todas las metodologías ágiles famosas como Scrum o Kanban:

  • Individuos e interacciones antes que procesos y herramientas
  • Software funcionando antes que documentación extensa
  • Colaboración con el cliente antes que negociación contractual
  • Respuesta ante el cambio antes que seguir un plan

Libros sobre Lean Manufacturing

Existe una gran bibliografía que habla sobre Lean y sobre todos los principios que la rigen. Quizás los dos libros más importantes y que más os recomiendo son los que ya he comentado a lo largo del artículo. Ambos están disponibles en Español y los podéis comprar en Amazon. Soy consciente de que no son libros baratos, pero son una muy buena inversión:

Lean Thinking

El libro que lo empezó todo. De los autores Jones y Womack. Está en español, aunque también lo podéis comprar en su versión original: inglés.

The Toyota Way

Uno de los libros más famosos que explica los 14 principios Lean que llevaron a Toyota al éxito que tiene hoy en día. El libro se puede comprar tanto en español como en inglés.