30 días intentando teclear más rápido

Juan Otálora
Juan Otálora
Estudiante de Ingeniería Informática en la UM
La productividad no siempre se consigue con herramientas. Teclear más rápido es una de esas cosas.
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

7 min

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

⏱  7 min

Uno de mis mayores descubrimientos durante este año 2020 ha sido el británico Ali Abdaal, un joven médico que se ha mudado recientemente a los Estados Unidos. De una forma parecida a mí, Ali es un friki absoluto de la productividad. Siempre está comentando en su canal de YouTube herramientas y consejos para poder aumentarla lo máximo posible.

En uno de los videos que presentó ya hace algunas semanas, Ali mostraba como mecanografiando más rápido en el teclado, se podía ser mucho más productivo. Sinceramente, me pareció uno de los consejos más interesantes y confiables que me había encontrado en mucho tiempo sobre productividad.

Si lo pensáis, tiene bastante sentido. Gran cantidad del trabajo que tenemos que hacer a lo largo del día se basa en teclear. Algunos tendremos que redactar extensos informes, otros programar en algún lenguaje y seguro que a todos lo que más nos retrasa es nuestra velocidad de escritura.

Herramientas para el reto

Aunque él es capaz de escribir realmente rápido, 156 WPM (Words Per Minute), me conformaré con mejorar mi velocidad actual: 50 WPM. Para casi no practicar, es una velocidad bastante decente teniendo en cuenta de que la media está en 40 WPM, a mi parecer debido a que mucha gente no sabe cómo utilizar de forma correcta el teclado.

Ali recomienda una herramienta en su video para practicar la mecanografía e lograr cada vez una velocidad mayor. Esta es 10FastFingers (juanoa), donde os recomiendo que os abráis una cuenta para llevar un registro de todos vuestros intentos. En esta herramienta tenemos varias formas de poder mejorar nuestra mecanografía, pero os hablaré de ellas más adelante.

La otra herramienta que utilizaré es una que mencioné en el anterior post: TickTick. Este gestor de tareas cuenta con una sección de tareas que permite monitorizar diferentes hábitos. De esta manera, todos los días me recordará que tengo que dedicar algunos minutos en 10FastFingers.

Consejos para mejorar la productividad con el teclado

No solo de practicar puede vivir el hombre. Además de dedicar tiempo a intentar mejorar tus habilidades mecanográficas, también debes conocer otros consejos que te ayudarán a ser mucho más rápido a la hora de usar el teclado.

Compra un buen teclado

Los hay de todo tipo: mecánicos, de membrana, de mariposa, de tijera, … La rapidez con la que escribas con cada uno de ellos dependerá de tus habilidades principalmente, pero utilizar un teclado cómodo te evitará problemas y molestias en los dedos.

Yo utilizo el Logitech MX Keys, uno de los teclados tope de gama de Logi. Cuenta con la posibilidad de poder conectar hasta 3 dispositivos diferentes, pudiendo cambiar de uno a otro con solo pulsar un botón en su barra superior. Además, cuenta con todos los atajos y funciones rápidas que tiene macOS y Windows.

Logitech MX Keys. Comprar en Amazon

Cuando compras un nuevo teclado, parecerás un poco tetrapléjico intentando escribir de una forma fluida, pero es completamente normal. Acostumbrarse a un nuevo teclado conlleva un periodo de adaptación de unos días. Para poder agilizar este proceso, puedes utilizar la web de 10FastFingers, aunque os hablaré más detenidamente unos puntos por debajo.

Aprender mecanografía

Aprender a usar correctamente un teclado es fundamental para cualquiera que quiera escribir más rápido. Una buena posición de los dedos, la capacidad de conocer la posición exacta de cada una de las letras y conocerse el recorrido de las palabras más importantes es crucial para mejorar tu velocidad. Pero vayamos por partes.

Según el teclado que utilices, verás que en la fila intermedia, hay dos letras que tiene un relieve que permite rápidamente identificarlas. El el teclado QWERTY de España son las letras F y J. Aquí se deberían localizar los dedos índice de ambas manos en una posición de reposo. El resto de dedos deberá ir en las teclas contiguas. Esta es la forma más correcta de todas para teclear y cada dedo tiene su función predefinida a la hora de pulsar las teclas. No obstante, eso no es objeto de este artículo y por lo tanto os recomiendo que si no sabéis todavía mecanografía, uséis algunos de los cursos gratuitos que hay por Internet.

Con el paso del tiempo y con la práctica, acabaréis conociendo la posición exacta de cada letra en el teclado y no tendréis la necesidad de tener que estar mirándolo a todas horas. De esta manera, podéis estar pendientes de la pantalla por si cometéis algún fallo, poder solucionarlo lo antes posible. Es más, cuando llevéis un tiempo tecleando, os empezaréis a aprender palabras de memoria, y os sabréis cuál es el recorrido que tenéis que hacer con los dedos para escribirla. Esto es clave, porque cuantas más palabras os sepáis, menos tendréis que pensar dónde se encuentra la siguiente tecla.

Intentar hacer todo con el teclado

Por mucha sensibilidad que tengas en el ratón, hay tareas que se hacen mucho más rápido y fácil usando el propio teclado. Antes de que existieran las interfaces gráficas, los ordenadores solo se podían utilizar a través de comandos introducidos por teclado, nada de ratón ni otros periféricos. Ahora tenemos la suerte de que podemos interactuar de una forma más cómoda, pero no deberíamos dejar el teclado en un segundo plano.

Lo primero que os voy a recomendar es que memoricéis y pongáis en práctica todo los comandos posibles. Algunos de los más básicos son:

  • cmd/ctrl + c copiar
  • cmd/ctrl + x cortar
  • cmd/ctrl + v pegar
  • cmd/ctrl + a seleccionar todo

Los anteriores puede que los conozcáis la gran mayoría de vosotros, pero hay otros bastante interesantes a la hora de eliminar caracteres.

Si necesitas pulsar el botón de borrar más de 2 veces, posiblemente haya otra forma de eliminar lo que estás intentando.

Ali Abdaal
  • cmd/ctrl + borrar eliminar toda la línea
  • cmd/ctrl + opt/alt + borrar eliminar la última palabra

Si utilizáis macOS, es indispensable que os acostumbréis a abrir aplicaciones utilizando el Spotlight en vez del Launchpad. Lo podéis iniciar usando cmd + espacio y en él no solo podréis abrir aplicaciones, sino que también consultar el tiempo, hacer operaciones matemáticas o buscar en Google.

Usando el Spotlight de macOS

A parte de los comandos de sistema operativo, también podéis informaros sobre los shortcodes de los programas que más frecuentemente usáis.

Utilizar aplicaciones como 10FastFingers

Hace dos apartados os he hablado de la importancia de conocerse el trazado de algunas de las palabras mas comunes que solemos escribir. De esta forma, no necesitaremos estar pendientes ni del teclado no pensando dónde se encuentra la siguiente tecla que tenemos que pulsa.

Para practicar palabras, existen varias aplicaciones, pero tal y como os he dicho al principio del artículo, yo recomiendo 10FastFingers. Recomiendo que os abráis una cuenta para poder ir trackeando vuestro progreso e ir viendo como vais mejorando con el paso del tiempo.

Mecanografiando en 10FastFingers

Es importante que todas las pruebas en esta aplicación las hagáis en español (si es el idioma que usáis con mas frecuencia), porque de esta forma os ayudará más a interioridad palabras que utilizaréis más a menudo que las de otro idioma como el inglés. Hay dos modos principales que yo utilizo: el test de mecanografía básico y el avanzado. En el primero, te muestra algunas de las 200 palabras más usadas en el español y el segundo, algunas de las 1000 más usadas.

Mi progreso durante los 30 días

Dentro de mi experiencia, encontramos luces y sombras. Como en todo en esta vida, hay días que te encuentras más motivado y otros que sinceramente prefieres acostarte de nuevo y hacer como que el día no ha pasado. Además, aunque al principio noté un cambio en la rapidez bastante importante, luego se estabilizó y me fue bastante complicado superar de nuevo las 70 WPM. Otra cosa que también influyó en los vaivenes del gráfico es que no tenía una hora fija para escribir en 10FastFingers, por lo tanto, había veces que lo hacía recién levantado y otras que lo hacía después de redactar algún texto (por lo que tenía más agilidad). Mi gráfica final de mi progreso queda tal que así:

Conclusión

La productividad depende de muchísimos factores, no de 3 o 5 consejos como prometen algunas personas. Este es uno que desconocía hasta hace unas semanas y que es realmente más importante de lo que la gente puede llegar a creer. En una nueva normalidad en la que el teletrabajo se está implantando y las clases son online, saber escribir de forma rápida y correcta te ayudar a ser algo más productivo que antes.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *